Sustentabilidad y energías renovables

Las empresas que nos entregan el agua potable que usamos cada día, las que generan energías renovables, y las que administran los desechos que generamos diariamente, son algunos ejemplos de empresas de esta área. Por otra parte, todas las empresas deben cumplir con normativas ambientales, por lo tanto es algo transversal a la actividad industrial.

Existe una amplia gama de empresas en donde se puede abordar el cuidado del medio ambiente, ya sea del agua, suelo o aire.

En primer lugar, están las empresas sanitarias, que son las que entregan el servicio de agua potable en las ciudades grandes. Estas empresas también reciben todo el agua que nosotros ocupamos en nuestras casas, la tratan, y así recuperan mucho agua que se puede reutilizar para riego de agricultura.


También están los rellenos sanitarios, que son los lugares en donde va a parar la basura de nuestras casas. Estos no son simples “tiraderos de basura”, sino que se construyen unas grandes fosas, en donde se va depositando la basura de forma compactada, y en capas de tierra. Por ejemplo, el relleno sanitario de El Molle en Valparaíso, cuenta con una planta de biogás, que es capaz de generar energía eléctrica a partir de la basura ¡esto es economía circular!


Otra área, son las plantas de generación de energía, en donde se utilizan grandes cantidades de agua, y se requiere de conocimientos en bioprocesos para mantener los estándares necesarios para que las maquinarias operen de la forma correcta.


¿Has oído hablar de la bioenergía? La bioenergía es un tipo de energía renovable que proviene de la materia orgánica, la cual puede ser partes o restos de seres vivos o sus desechos. Esta materia orgánica desechada de algún proceso productivo, puede ser aprovechada para generar energía limpia ¡De nuevo, la economía circular!


Por otra parte, todas las industrias -ya sean de alimentos, manufacturera o minera-, y el funcionamiento de las constructoras, puertos y carreteras, deben cumplir determinadas normativas medioambientales que están dispuestas por ley. Esto significa que deben administrar responsablemente los residuos que generen durante su actividad productiva. Para ello se requiere de profesionales que conozcan la norma y sepan cómo hacer que las industrias la cumplan.